El nuevo director de la Tonhalle de Zúrich, Lionel Bringuier, se estrena al frente de la Sinfónica de Galicia con “Le Sacre du Printemps” de Stravinski

Compartir

Lionel Bringuier, el nuevo director titular de la Orquesta de la Tonhalle de Zúrich, se estrena al frente de la Sinfónica de Galicia con La consagración de la primavera, de Stravinski, una de las obras esenciales de la música del siglo XX. Además, el programa escogido por Bringuier para su primer concierto con la OSG —que tendrá lugar en A Coruña el viernes 28 de marzo tras ofrecerlo en Santiago el día 27— incluye además el Preludio a la siesta de un fauno, del francés Claude Debussy, y el Concierto para piano y orquesta nº 3 de Ludwig van Beethoven, en el que participa como solista Dejan Lazic.

La consagración de la primavera está considerada como una de las obras capitales en la historia de la música y, especialmente, de la música del siglo XX. Estrenada en París en 1913 en medio de un gran escándalo bajo la dirección de Pierre Monteux, La consagración rompió con todos los moldes de lo que hasta entonces había sido la música orquestal, poniendo en escena una orquesta gigantesca para dar vida a una creación con la que Igor Stravinski rendía culto al pasado mítico de Rusia.